jueves, 11 de septiembre de 2008

Vuelta al cole


Ayer por primera vez Lucía fue al cole. Y fue mucho menos traumático de lo esperado, no lloró al entrar (con lo cual su madre y yo tampoco), aunque sí estaba un poco seria y cortada. Pero luego salió muy contenta. Bueno, la verdad que es normal, porque ahora es un chollo. Como tiene el periodo de adaptación sólo va una hora, en la clase tienen un montón de juguetes, que parece eso el Toys 'R' Us más que una clase, y, encima, le ha tocado una "seño" muy guapa y de aspecto muy dulce. Vamos, igualita que mi primera profesora, Sor Milagros. (Véase que antes he dicho "seño" y ahora "profesora"). Vamos, que si Lucía no quiere entrar al cole entro yo, no hay problema.

Lo que me ha extrañado es la lista de cosas que nos han dicho que tiene que llevar. Atiende:

- 80 euros para material fungible que se ingresará en la cta nº ....
Vaya con la enseñanza gratuita, mal empezamos.

- Una toallita pequeña con cinta y nombre
¿Y no vale una toalla para todo el colegio, como en mis tiempos? Y cuando no había toalla pues te secabas las manos en el pantalón. O le pasabas las manos por encima del hombro a algún compañero con cualquier excusa y te secabas en su jersey ("¿qué pasa, Vicentín, qué marcha me llevas?")

- 4 fotos carnet
Bueno.

- 1 fot indiv. tamaño cartera
Vale.

- 1 foto de familia
¿¿¿Pá qué??? No sé si valdrá la niña con sus padres o habrá que juntar a abuelos, tíos, primos y demás. Espero que sea lo primero, porque si tengo que juntarlos a todos para hacerles una foto les tendré que invitar a comer. Con lo pesao que es mi cuñao. Y lo que come. Esto va a ser lo más caro de toda la lista, ya verás.

- Tela de 1.40x1 con nombre
Igual es que ya les van a enseñar a coser. Un poco pequeña me parece Lucía para manejar ya la aguja. Ellos sabrán.

- Saquito de tela relleno de arroz de 25x12 con nombre

Con nombre se debe referir a que sea de marca, que no vale que sea de estos marca Caprabo o Día, sino SOS, La Fallera...¡joé qué finolis! Y encima dicen en envase de tela, que son los más caros. Y, por cierto, ¿para que quieren el arroz, les van a enseñar ya a cocinar? Bueno, no me parece mal, eso nunca estorba. Espero que si le sale bien la paella al menos le dejen que se lleve una buena ración a casa.

- Babi rojo abotonado delante con cinta para colgar y nombre
Vaya por Dios, teníamos uno azul heredado de Marina. No vale. A soltar más pasta.

- Botellita de agua con el nombre escrito con rotulador permanente.
Esto lo he entendido perfectamente, será para que no beban a morro todos de la misma botella. Se ve que desde pequeñitos ya les empiezan a aplicar la Ley Antibotellón.

Ya os contaré. Voy al banco a sacar dinero.

1 comentario:

Beni. dijo...

Ja, ja, me he reído un huevo, mejor que muchos monólogos del Club de la Comedia!
Y lo mejor es que todo lo que dices es verdad.
Que nos sigamos riendo.