jueves, 18 de diciembre de 2008

La Esclerosis Múltiple (EM)

Hoy 18 de diciembre es el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad bastante desconocida, aunque, debido a su -desgraciadamente- creciente incidencia, cada vez lo es menos. Sólo en España hay ya más de 40.000 personas afectadas.Fijaos que yo, por ejemplo, conozco ya a cuatro personas que padecen esta enfermedad. Quiero decir con esto que no es la típica enfermedad rara de la que oímos hablar de casualidad en algún informativo y que sólo afecta a unos cientos de personas en todo el mundo.

Voy a aprovechar mi blog para hablar sobre esta enfermedad y poner mi pequeño granito de arena para ayudar a que la gente conozca en que consiste esta dolencia y tratar de concienciar a las instituciones para que dediquen más ayuda a las personas afectadas y más fondos a la investigación de esta enfermedad que buena falta hace.


La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurológica que afecta, de forma intermitente, a la sustancia blanca (mielina) de la médula espinal y del cerebro.

En los lugares afectados se destruye la vaina de mielina que recubre los nervios y a consecuencia de ello se retarda o interrumpe la comunicación nerviosa, pues la mielina queda sustituida por unas placas de tejido endurecido (esclerosis).


La Esclerosis Múltiple:

• Puede producir diversos síntomas como fatiga, falta de equilibrio, alteraciones
visuales y cognitivas, dificultades del habla, dolor, etc.
• Es “caprichosa”: suele manifestarse en brotes y su evolución es impredecible, lo que provoca una profunda sensación de “futuro incierto”.
• Es “desconocida”: su causa y su cura aún están por descubrir.
• Se presenta más en mujeres que en hombres.
• No es contagiosa, hereditaria ni mortal.
• Afecta a nivel físico y psico-social, influyendo en la calidad de vida.
• Es la segunda causa de discapacidad entre las personas de 20 a 40 años, después de
los accidentes de tráfico.


Os un vínculo a la página web de la Federación Española para la lucha contra la Esclerosis Múltiple (FELEM) y termino con un motivo para la esperanza, el suegro de Barak Obama sufrió esta enfermedad, así que es de esperar que el nuevo presidente de los Estados Unidos dé un empujón a la investigación de la EM.

Este post está dedicado por supuesto a las personas que padecen esta enfermedad, especialmente a María, Belén, Mar y Juanjo.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Estrenamos publicidad

Estrenamos publicidad en el blog, he colocado un banner de Médicos sin fronteras en la esquina superior izquierda. Gratis, claro. El "inspirador" de la idea ha sido Beni, mi brother y el mejor socio de mi blog, que me comentó que él y Elena se habían hecho socios.


Yo creo que también voy a hacerme socio, porque, aunque sé que las ONG's en algunos casos son prácticamente multinacionales que sirven poco más que para dar empleo a un gran número de personas y mitigar en parte nuestro sentimiento de culpa ante las desigualdades de este mundo raro que tenemos, por otro lado, también en muchas ocasiones hacen una grandísima labor ocupándose de los más desfavorecidos en lugares dejados de la mano de dios. Como en la balanza pesa más lo último, ahí está mi modesta colaboración vía post y banner.

Trío de ases: bender splunge magnificus

Vamos con una una generosa ración de humor por partida triple. Empezamos con Bender "Doblador" Rodríguez, el robot egoísta, golfo y bebedor de la serie Futurama. Confieso que este antihéroe me tiene loco, me parto con él.





Seguimos con producto nacional, un sketch de Splunge, ese programa que se emitía en TVE hace unos años y que reunía a algunos de nuestros mejores humoristas: Florentino Fernández, Miki Nadal, Agustín Jiménez, Quequé, Patricia Conde...




Y cerramos con un clasicazo, La Vida de Brian de los míticos Monty Python. Pongo el que es para mí el mejor momento de la peli, pero tiene otros similares, el de la lapidación, el de la limosna para un ex-leproso, el de la pintada anti-romana... Si no habéis visto la película estáis tardando en hacerlo.


jueves, 11 de diciembre de 2008

Vendiéndonos el agua

Hace poco me llegó un correo que hablaba del anuncio del gobierno de la Comunidad de Madrid de privatizar el Canal de Isabel II. En el correo se daban argumentos de peso para justificar la oposición a esta medida, como que los beneficios que ahora genera el Canal de Isabel II dejarían de ser únicamente de los madrileños para ser de los accionistas de la empresa en cuestión, o que a la empresa, obviamente, no la va a interesar hacer campañas para reducir el consumo de agua. Argumentos sencillos, pero irrefutables.


Y lo que más me molesta del asunto es que Esperanza Aguirre, al presentar esta iniciativa, tuvo la desfachatez de decir que "con esta iniciativa damos la posibilidad a los madrileños de ser propietarios de su agua". Esperanza, vamos a ver, tontos somos, la muestra es que arrasas elección tras elección, pero no tanto como para no entender el concepto “público”. Nos estás queriendo vender algo que ya era nuestro y encima quieres que te aplaudamos. ¡Toma, toma, toma!


Esta nueva muestra de las, cada vez más evidentes, intenciones de privatizar la prestación de servicios públicos por parte de Aguirre me da pie a hablar sobre el valor de lo público, lo que es de todos y cada uno de nosotros. Una de las cosas más justas y valiosas que tenemos en este país es el hecho de que cosas tan importantes como la sanidad o la educación sean públicas y estén garantizadas para todo el mundo.

A veces perdemos la perspectiva y esto lo vemos como lo más normal del mundo, como algo que siempre ha sido así y que se da en todos los países avanzados. Pero no es así, sin ir más lejos tenemos el caso de Estados Unidos, donde no todo el mundo tiene acceso a la sanidad.

Es importante resaltar que el hecho de tener una enseñanza y una sanidad pública de calidad es un factor igualitario, pues permiten a todo el mundo, al rico y al pobre, disfrutar de ellas en la misma medida.

En cuanto a la sanidad, puede ser que la sanidad privada sea más cómoda o más rápida a la hora de ir a la consulta de un especialista o de realizar una prueba diagnóstica, pero, cuando se trata de algo serio, hasta el más pintado se va a un hospital público. ¿Dónde ha estado recientemente ingresado Severiano Ballesteros? ¿Dónde trataron a Jaime de Marichalar cuando sufrió el infarto cerebral?

Y en cuanto a la educación, hoy tenemos la suerte de contar con un gran sistema educativo público, donde prácticamente todo aquel que vale para estudiar puede hacerlo. Hay una gran red de colegios, institutos y universidades públicas, cada vez más poblaciones cuentan con alguna facultad o escuela universitaria. Antes las universidades -e incluso los institutos- se localizaban sólo en las grandes ciudades, de manera que sólo estudiaban una carrera los jóvenes de las familias que tenían las rentas más altas y podían permitirse pagar los costes de matrícula, colegios mayores, residencias universitarias, desplazamientos, etc. Por desgracia la mayoría de nuestros padres, aunque tuvieran capacidad para haber estudiado, no pudieron hacerlo porque en cuanto tuvieron 15 ó 16 años (o antes en muchos casos) tuvieron que ponerse a trabajar.


Hoy, por fortuna, son muchos los arquitectos, abogados o ingenieros cuyos padres son humildes trabajadores, mecánicos, albañiles, agricultores o camareros. Eso, al menos para mí, tiene un valor tremendo.

Un ejemplo, Verónica González, una chica del pueblo de mi padre, Garciotum, recibió hace unos meses uno de los Premios Extraordinarios de Formación Profesional que concede la Junta de Castilla-La Mancha por haber obtenido una nota media de 9,9 en sus estudios. Ahora está estudiando medicina en Madrid. Me encantó enterarme de esta noticia, porque su padre, Berna, al que conozco desde que yo era pequeño porque era vecino de mis abuelos, es un hombre que se ha ganado la vida trabajando muy duro, criando vacas en el pueblo, esforzándose al máximo por dar la mejor educación posible a sus hijos. Y a lo que voy es que si Vero ha podido llegar a estudiar medicina ha sido, además de, por supuesto, por su propio esfuerzo y por el de sus padres, porque ahora tenemos un gran sistema de educación pública. Esto, hace sólo 30 años hubiera sido impensable para un joven o una joven de una familia humilde de Garciotum. Y esto es así, le pese a quien le pese. Y si empezamos a favorecer a la enseñanza privada esta tendencia lógicamente se va a invertir.

Termino con una anécdota, que creo que refleja el valor de la educación y el cambio que se ha producido en un corto periodo de tiempo. Tiene que ver con Eva, mi mujer, que también estudió medicina, y el señor Manolo, un jubilado andaluz que vivía en Toledo y que se sacaba un dinerillo extra vendiendo dulces y conservas por las casas. (Ese dinero, por cierto, relacionándolo con el primer post de hoy, lo utilizaba para mandárselo a una niña sudamericana que había apadrinado). Pues bien, el señor Manolo, siempre que pasaba por casa de mi suegro, le preguntaba por Eva y, expresando su admiración por el hecho de que fuera médica, le decía a mi suegro "Antonio, esos son los mejores olivos que la has podido dejar en herencia".

jueves, 4 de diciembre de 2008

Tú sí que eres grande, Gennet


Imagina que naces en uno de los países más pobres del mundo, Etiopía, que, para más inri,está en guerra.

Imagina que naces sordo y mudo.

Imagina que, siendo muy niño, tus padres te abandonan y debes sobrevivir vagando por las calles, pidiendo comida y bebida mediante gestos (recuerda que no puedes hablar).

Imagina que tu "buena estrella", antes de despedirse de ti, te deja un último regalo: te quedas ciego a causa de una infección.

Estaréis pensando, "vaya imaginación que tiene Quique, debería ver menos televisión, es imposible que una historia así sea cierta". Pues, amigos, es totalmente real, así fue la niñez Gennet Corcuera.

Os sigo contando su historia, que ahora viene la parte buena:

Las cosas empezaron a mejorar cuando unas monjas la recogieron de la calle y la llevaron a un orfanato. Estando allí, una voluntaria española que ayudaba a las monjas, Carmen, sintiendo pena porque los otros niños la pegaban por ser ciega y sordomuda, decidió adoptarla y traerla a España.

Llega a nuestro país con 7 años y gracias a la educación que recibe en un centro de la ONCE aprende a expresarse, a leer en braille y a utilizar el lenguaje dactilológico. Hasta finalizar la E.S.O. compartió aulas con estudiantes sordociegos, pero luego el bachillerato lo realizó en un instituto normal, el Leandro Fernández Moratín de Pastrana (Guadalajara)*, donde compartió aulas con estudiantes y profesores ajenos al sistema de educación especial para discapacitados.

Gracias a su esfuerzo y al de sus maestros y compañeros, muchos de los cuales aprendieron lenguaje de signos para poder comunicarse con ella, no sólo terminó el bachillerato, sino que fue capaz de obtener un 7,28 en selectividad.


Gennet ahora está en la universidad, estudia 2º de Magisterio, quiere ser profesora de educación especial para dar clases a niños sordociegos.

Desde aquí mi total admiración a Gennet y a su madre, Carmen, sobre todo a ellas, pero no sólo, también a todos los que han colaborado en su educación y en conseguir que Gennet pueda estar hoy en la universidad. Muchas veces nos quejamos de nuestra sociedad, pero también tenemos que ser conscientes de todo lo que tenemos y valorar la suerte que tenemos por vivir en este país y en esta época. ¿Os imagináis como sería ahora la vida de Gennet si hubiera seguido en su país natal?

Os dejo el vínculo a la entrevista que la hicieron en La Vanguardia hace unos días. Es increíble, os recomiendo que la leáis, para empezar Gennet pregunta sorprendida a la entrevistadora que porque quiere entrevistarla. La periodista responde que porque es la primera sordociega universitaria en España. Yo hubiera dicho, "Joder, cariño, porque eres sorda, muda y ciega y vas a la universidad, ¿te parece poco, hija mía?"

Cierro con una maravillosa definición que hace cuando la preguntan qué es el mar:

"Fuerza, sabor. La marea que me lleva. Las olas que me empujan. Una es grande, la siguiente es pequeña".

Tú sí que eres grande, Gennet.

* Gennet, sus profesores y compañeros de Instituto recibieron una distinción de la Junta de Castilla-La Mancha durante la celebración del Día de la Enseñanza del año pasado.

Pa' chula, chula, mi pirula


Carlos Fabra: "He comprado el 27.931 y si me toca me sacaré la pirula y mearé en la sede de Izquierda Unida"


Esto lo dijo el presidente de la Diputación de Castellón hace unos días durante un acto de su partido. ¿Y por qué este, según Rajoy, "ciudadano ejemplar" dijo esto? Pues porque piensa que el fotomontaje que circula por Internet y sirve para ilustrar este post ha salido de la parlamentaria de IU (o EU) por Castellón (o Castelló), Marina Albiol.

Como es de mala educación mear en la vía pública y más aún hacerlo en la sede de un partido democrático (que además bastante tiene con lo que tiene) vamos a airear un poco la vida de este ejemplar político popular. Tiremos de hemeroteca:

- Carlos Fabra ganó 2 millones de euros en el Sorteo del Niño el año pasado y acumula varios millones más obtenidos ‘milagrosamente' en al menos otros tres sorteos. (Público, 07/01/08)

- Carlos Fabra está imputado por nueve delitos, entre los que destacan el fraude fiscal y el tráfico de influencias. Entre otras cosas, se le acusa a Fabra de defraudar 149.000 euros a Hacienda en el ejercicio fiscal de 1999. La cifra contrasta con su declaración de la renta de ese mismo año, que le salió a devolver 2.780 euros. (El País, 26/09/08)

- Carlos Fabra llama hijo de puta a Francesc Colomer, portavoz del PSOE en la Diputación de Castellón, cuando éste le preguntaba por sus supuestos delitos. (Las Provincias, 26/08/08)

Pues, vaya, Rajoy, no parece que este tipo sea muy ejemplar...

Por cierto, en el mismo acto que dijo lo de la pirula, también comentó que aspira a que su hija Andrea Fabra (casada con Juan José Güemes, consejero de Sanidad del gobierno de Esperanza Aguirre) ocupe algún día la presidencia de la Diputación de Castellón: "sería la sexta generación de mi familia". No sé como narices aprobé yo la oposición, fíjaos que yo pensaba que este tipo de cargos no eran hereditarios. Tendré que repasarme la Consti...

Tranquilos, este año no le va a tocar

En cualquier caso, amigos de IU de Castellón, no os preocupéis que no os va a mear la sede, porque este año no le va a tocar la lotería a él, o por lo menos no el premio gordo, mayormente porque me va a tocar a mí. Bueno, a mí y a vosotros si queréis, llevo lotería de mi equipo (sí, aún sigo arrastrándome por los campos de fútbol). El número es el 57.302. Digo yo que después de leer esto tendréis que comprarme una papeleta (son 3€ de ná), porque como llegue a tocar, ahora que sabéis el número (os lo repito, el 57.302)... mira que si toca...

Pondría aquí una papeleta escaneada para que lo vieráis mejor, pero con lo pájaros que sois los que leéis este blog, capaces sois de imprimirla y liarla parda.

PD: Por si alguno aún no se ha animado a comprar la papeleta del bonito número 57.302, os digo una cosa, no sé si os acordáis de un post que puse en mi blog, antes de empezar la Eurocopa, cuando todo el mundo estaba dando caña a la selección española por lo mal que jugaba, en el que dije que íbamos a ganar la Eurocopa...

miércoles, 3 de diciembre de 2008

¡Presidente, presidente!

No, mal pensados, no pongo esta foto para compensar su foto lolailo de la semana pasada, la pongo porque viene a cuento, me ha tocado ser presidente de mi comunidad. Veo que este blog tiene más importancia de la que yo pensaba, hace unos días alguien en un comentario puso “Quique for presidente ya!” y fíjate, dicho y hecho. Amigos, un poquito de por favor al hacer vuestros comentarios.

Talante

Tengo que decir que afronto este reto con gran ilusión y que estoy dispuesto a hacer de ésta la legislatura del diálogo, del entendimiento y del encuentro.


Sé que habrá momentos de dificultades, pero por suerte cuento con un referente fantástico, un modelo a imitar, un espejo en el que mirarme, ese faro que debe alumbrar a todos los que asumimos cargos de responsabilidad, ese maravilloso presidente que, con el talante por bandera, nos ha dado tantas lecciones de buen hacer: Juan Cuesta.


Mi primera comisión

El mismo día que mi vecino me dio la feliz noticia de que me tocaba ser presidente me dio otra, no menos agradable: nos habían robado la barrera de la entrada a la urbanización. Y también me dijo que se decidió en la reunión de vecinos no volver a ponerla -porque desde el principio está más tiempo rota que en funcionamiento- y pedirle al seguro que nos diera el dinero de la barrera. Esto pinta bien, acabo de empezar y ya me voy a estrenar poniendo la mano. Lo que no tengo muy claro que porcentaje de la operación me corresponde, no me acuerdo si era un 3% ó un 5%. Tendré que llamar a Maragall o a Artur Más.


Bueno, os dejo que tengo que darle caña al e-mule para bajarme "La que se avecina".