viernes, 11 de enero de 2008

¿Nuclear? No, gracias


Si hace unos días ironizaba sobre la ecología y el cambio climático hoy me toca ponerme serio para hablar de la energía nuclear. Aquí sí que me pongo la camiseta verde sin ninguna duda y hago el mío el famoso lema de los años 80: ¿NUCLEARES? NO, GRACIAS.

La historia debería servirnos para que aprendiéramos de nuestros errores con el fin de no volver a repetirlos. Pero parece que no, que tras una tregua motivada por la tragedia de Chernobyl, los políticos vuelven a la carga con la milonga de que la energía nuclear es más limpia, más segura, más barata...
Me niego a aceptar estos argumentos, que ahora encima adornan con la excusa de que es necesaria para evitar el cambio climático. ¿Por qué no apuestan los gobiernos de una vez por todas por las energías renovables y por reducir el consumo energético?

El eterno argumento de los ecologistas sobre la conservación de los residuos generados por las centrales nucleares me sigue pareciendo totalmente válido. ¿Quién sabe que pasará dentro de cientos o de miles de años? Si por las razones que sean no tenemos recursos para comer, ¿vamos a destinar recursos a mantener las centrales y los residuos generados?

En este caso me da igual la coloración política, me da igual que el mensaje venga de la izquierda o de la derecha, conmigo que no cuenten:

1 comentario:

santanderin@ dijo...

Se plantea un tema complicado con el tema de la energía y esta vez se vuelve a plantear el tema de la nuclear. Para empezar no es la más limpia como se quiere hacer entender, porque el tema de los residuos, puede que origine la más contaminante... pero seguramente puede ser la más rentable a corto plazo, porque tampoco veo que estemos usando la solar o la eólica, eso por no hablar de reducir el consumo, algo que va contra la lógica. Cada vez más humanos quieren vivir mejor, de modo que lo de ahorrar se quedará solo en buenas intenciones.
Difícil, la decisión desde luego. Yo, me apunto a las energías limpias de verdad, como la solar... pero ¿interesa realmente a quién tiene que interesar?