miércoles, 28 de enero de 2009

Celebrities: Jimmy Carter

Hola, muchachada, soy Jimmy Carter, ex presidente de EE.UU. A mí me decían "el de los cacahuetes " porque tenía un negocio familiar de cascaruja. Eso le hacía mucha gracia a la gente, y me lo decían en plan mal, para chincharme, "Jimmy Carter, el de los cacahuetes". Si reiros, pero anda que no he ganado yo pasta vendiendo cacahuetes. Los más jóvenes no lo sabréis, pero es que en los 70 y en los 80 la tapa que más se ponía al pedir una consumición eran alcahuetes. O alcahueses, como decís ahí, en Spain. Tostaditos y con mucha sal por encima. ¡Riquismos!

Eso era una tapa y no las mierdacas ésas tan finolis que ponen ahora, que si "milhoja de foie con mermelada de lentejas", que si "codorniz templada con chocolate belga"...Madre mía que cursiladas. Pero, vamos a ver, taberneros, ¿no os dais cuenta de que con eso no te entra sed y no te pides otra caña? ¡Lo que tenéis que aprender de marketing en España, madre mía!

Yo de presidente hice grandes cosas, y eso que entonces estaba la cosa muy delicada con el tema de la guerra fría. Yo, por ejemplo, firmé un tratado con la URSS para no seguir fabricando armas a cascoporro, establecí relaciones diplomáticas con China -que entonces estabamos tarifaos con los chinorris- , logré que Egipto e Israel firmaran el Acuerdo de Paz de Camp David...

Todo cosas relacionadas con la paz, como véis. A mí es que la guerra nunca me ha gustado. Fijaos, nada más llegar al poder corte la venta de armas a Latinoamérica. Dije, "si quieren alcahuetes , bien, les vendemos todos los que quieran, pero armas ni una". Si es que además allí había un follón de revolucionarios, contrarrevolucionarios, insurgentes, contrainsurgentes, que yo decía, "¿Pero estáis seguro de que estamos apoyando a los buenos? A ver si con el jaelo que hay al final vamos a estar soltando perras y vendiendo armas a los que no son!"


A mí lo que me gusta también, además de la paz, es la verdad. Hay que ir con la verdad por delante siempre, chavales. Aunque a alguno le joda. Hombre, yo, cuando era presidente, a veces me cortaba un poco, por no molestar a posibles electores, pero ahora que estoy jubilao y no tengo que depender de votos digo todas las verdades que me salen de las pelotas. Es lo bueno que tiene estar jubilado. Bueno, eso y que puedes estar todo el día mirando las obras y poniendo pegas a los operarios.

Volviendo al tema de decir la verdad, hace unos días, por ejemplo, me preguntaron si Israel tenía bombas nucleares. "¿Qué si tiene? A cascoporro,debe tener 150 o más". Y también saqué un libro, "Palestina, Paz no Apartheid", donde decía unas cuantas verdades sobre el conflicto palestino-israelí. Madre mía, la líe parda, menuda se montó en Israel y en Estados Unidos. "Me han llamado antisemita. Me han dicho intolerante. Me han dicho cobarde"...vamos, de tó menos bonico.

Pues aún tuve los santos cojones de ir a Israel para intentar colaborar en la solución del conflicto. Claro, no me recibió ni dios. Bueno, uno sí me recibió, Simón Peres, que como es viejuno y le conozco de hace mucho no se pudo negar. Aunque me puso excusas, el jodío, que si "vente otro día que ahora estamos muy liaos con los bombardeos de Gaza"; que si "hoy me viene mal que tengo cita en el callista"...

Pero, ná, yo fui de todas maneras a verle. Digo, "Simón, ¿cómo no ha ido ninguna autoridad a recibirme al aeropuerto?" Y me suelta "¡No, si después de lo que has largao aún esperarías que te recibiéramos como los de Bienvenido Mr. Marshall, no te jode!"

Menuda charla me echó, que "como dices eso de nosotros, con los buenos ratos que hemos pasado", que "que te hemos hecho a ti los judíos", que "si lo de las bombas nucleares son habladurías"... Digo, mira, yo lo he dicho por intentar solucionar las cosas, que es mi obligación, para eso soy Premio Nobel de la Paz, ¿no? Que, por cierto, no veas la mierda que coje el Premio Nobel, como lleva fieltro se le pegan las pelusas cosa fina, que luego ni con el plumero mágico.

Tampoco me dejaron ir a Gaza y eso que había echado la solicitud. Me dijeron, "¿para qué quieres ir, pájaro, para tomar notas para la segunda parte de tu libro? ¿Ya se te han acabado los dólares de las ventas del primero?"

Y los jodíos no me prestaron escoltas ni nada. La primera vez que le hacen eso a un alto cargo norteamericano. Se lo dije a Simon a ver si me lo solucionaba, digo "¿no podías hablar tú, que tienes mano, con alguien del gobierno para que me pongan aunque sea un mal guardia civil ?"
Y me contestó "Uy, Jimmy, si yo aquí no pinto nada, el gobierno me tiene de figura decorativa. Soy como Fraga pero andando tieso. Mira, como mucho, lo que puedo hacer es llamar a mi cuñado, que trabaja en Prosegur, y que te mande a alguien."

Así que allí estaba yo por las calles de Israel con dos seguratas vestidos de amarillo. Que yo pensé, por si no tuviera bastante con que algún fanático judío me reconociera y se liara a pedradas conmigo, ahora verás como viene algún chorizo y me roba las perras pensando que soy de algún banco... Y lo que ya sería el colmo de la mala suerte es que me cayera a mí uno de los famosos cohetes palestinos...Se iban a partir el ojete en todas las sinagogas desde Tel Aviv a Buenos Aires...

En fin, chicos, que digáis siempre la verdad, y si a alguien le sienta mal que se joda, que la verdad ni daña ni ofende.

Ah, esta foto tan simpática es de cuando me regalaron unas guitarras españolas en Toledo. ¡Pero no en Toledo Ohio, que allí no hacen guitarras españolas, en Toledo Spain! Son unas guitarras guapismas, las hacen en un pueblo que se llama Esquivias. Éstas guitarras valen una pasta y las vamos a subastar para recaudar fondos para mi Fundación, que se dedica a la defensa de la democracia, de los derechos humanos y la lucha contra la pobreza.

Aunque, chavales os tengo que confesar que yo me quedé una y ahora mismo estoy aprendiendo a tocarla. Pero no lo digáis por ahí que eso no lo sabe nadie, en la Fundación dije que la habían perdido los de Iberia. Bueno, es que lo que os comentaba antes de que hay que decir siempre la verdad tampoco hay que tomarlo al pie de la letra, alguna mentirijilla se puede decir...

Os dejo, que me acaba de llegar por correo el curso de CCC. ¡Sed buenos!


(Este post está dedicado al gran Jimmy Carter, a los chicos de Muchachada Nui y a mi colega Óscar, que ha hecho unas valiosas aportaciones "chanantes" al texto)

4 comentarios:

El Colega Chanante dijo...

Jimmy Carteeeeeeeeerrrr!!

Atiende los calcetines blancos, modelo guiri chancletero mallorquín!

Ouh Yeah!

Beni dijo...

Je, je, digno del mismísimo Joaquín Reyes, pájaro!

Virginia dijo...

Jajaja, Genial!
Hasta me ha entrado mono de ver Muchachada...

Anónimo dijo...

Te sales, ¿qué demonios haces perdiendo el tiempo de funcionario,artista!!!!!??

Saludos,
Descojoná