viernes, 12 de noviembre de 2010

Mi corta carrera cinematográfica

Os pongo un vídeo para que os echéis unas risas. Igual ya lo habéis visto, porque un primo mío bastante desaprensivo se lo pasó a sus colegas, luego éstos a otros colegas, etc. Vamos, que al final ha rulado por Internet cosa mala. Hasta ahora yo no lo había querido difundir, pero como ya ha pasado mucho tiempo y las “heridas” afortunadamente ya están curadas, lo pongo en mi blog. Ya no creo que a mi querida madre le importe.


Resulta que era el cumple de mi abuela Flora, que cumplía la mujer que en paz descanse 80 castañas, y nos juntábamos todos en su casa del pueblo. Y coincidió que ese día estrenaba yo mi cámara de vídeo, una Sony de las primeras que salieron, de esas tamaño ladrillo, que me compré con mi primer sueldo de repartidor de pizzas, y estaba allí grabándolo todo. Yo había llegado el primero a casa de los abuelos porque el abuelo quería que le echara un vistazo a su televisor, una Telefunken en blanco y negro del año la pera, porque decía que la primera se veía “con nieve”. Y ahí estaba peleándome con la tele, cuando oí que llegaba un coche y salí a toda prisa a grabar. Eran mis padres, que venían en su viejo ranchera. Mi madre, gran repostera, había preparado una tarta y yo pensaba que su salida triunfal del coche tarta en mano, podía ser un excelente punto de partida para mi debut en eso de los vídeos caseros.


Lo que no imaginaba es que, además del punto de partida, iba a ser también el punto final de mi carrera cinematográfica, de mi cámara y casi de mi mismo.

Gracias Isa por el vídeo.

4 comentarios:

Don Ramón dijo...

Epic Fake!

Nos está engañando a todos con sus mentiras!

Su madre siempre ha llevado combinación.

Rosa María dijo...

Jaaaa, anda que yo me creía que era de verdad, pero lo de la combinación me lo deja claro, jejee, gracias por las risas.

Anónimo dijo...

WY.GRACIAS POR EL VIDEO DE LOS CUERVOS NEGROS TODO UN DETALLE

Quique dijo...

Don Ramón, usted siempre tan observador, cualquiera le cuela un fake.
Rosa, efectivamente no es mi madre. La única coincidencia es que ella también es una gran repostera. Bueno, y que a veces también daba tollinas, ja ja.
Gracias a ti Wy. Recupérate y mucho ánimo.