viernes, 30 de abril de 2010

El perfume que triunfará en el futuro

Voy la otra tarde empujando el carrito de Alba en plena cuesta, cansado y deseando llegar a casa. Y unos metros por detrás Lucía, entreteniéndose con cualquier cosa y parándose cada dos por tres, como suelen hacer los niños siempre, pero muy especialmente cuando sus padres llevan prisa.

"Venga, Lucía, que así no llegamos nunca a casa. Y encima te has ido a parar en el peor sitio, justo donde están los cubos de basura, con lo mal que huele aquí. ¡Anda tira!".

¡Pues a mí me encanta como huele, papá! ¡Huele como mi chumi! ¡Ummmmmmmm!

Joder, yo no sé para que nos molestamos en bañarla todos los días si está empeñada en hundir nuestra reputación higiénica. Porque os recuerdo que no es la primera vez que hace algún comentario de ese tipo, en otra ocasión ya tuvimos otra historia que tenía el mismo simpático protagonista. Podéis leerlo aquí.

No sé, quizá es que la niña sea una visionaria a lo Agatha Ruiz de la Prada y se está adelantando a su tiempo, igual está descubriendo el perfume que triunfará en el futuro: "Eau d' chumi". Ahí dejo la idea por si algún avispado empresario se atreve con ella. Yo lo haría, pero no tengo tiempo, tengo que bañar a Lucía.

1 comentario:

isa dijo...

Jajajaa, ¡¡qué crack!!