jueves, 19 de mayo de 2011

Primavera, ¿cielo azul o calima?

Estoy contento y a la vez preocupado por el movimiento iniciado el 15M y que ahora tiene su cara más visible en la acampada de la Puerta del Sol.

Contento, porque creo que ya era hora que saliéramos a la calle a mostrar nuestro descontento y a reivindicar otra forma de hacer política y porque, además, confío en que esto va a ir a más y al final los partidos políticos, si le ven las orejas al lobo, van a verse obligados a cambiar su forma de hacer las cosas y a hacer alguna concesión, por pequeña que sea, a los ciudadanos descontentos.

Preocupado, porque este tipo de movimientos sabes como empiezan pero no sabes como van a acabar. Temo que desemboque en violencia, (más) crispación y que el escenario democrático se vuelva más oscuro. Me entra el canguelo y confieso que caigo en el "virgencita, virgencita, que me quede como estoy", que al fin y al cabo mi situación particular no es desesperada (como por desgracia la de algunos que no encuentran curro, no pueden hacer frente a las deudas de sus negocios o pagar la hipoteca) ni la situación de nuestro país es la de la dictuadura, ni comparable a la de países como Marruecos o Egipto.

Pongo en la balanza las dos cosas, miedos y esperanzas, y, como buen atletista, optimista por naturaleza, me quedo con lo positivo: creo que se puede mejorar y que de todo esto saldrá algo positivo. Por eso estoy a favor de esta movilización y estoy con los que han salido a la calle a protestar.


Para los que estén menos informados sobre qué es y qué piden los acampados en la Puerta del Sol y en otras ciudades de España les recomiendo que entren en la página web de la Plataforma que está organizando esas movilizaciones, Democracia Real Ya. Muy aconsejable entrar y leer su manifiesto y sus propuestas. Sobre todo para no caer en el error de formarse una opinión de lo que está pasando sólo por lo que dicen en la tele o en la radio políticos o tertulianos que emiten su opinión desde un sillón, en muchos casos sin haber pisado la Puerta del Sol y sin haber escuchado a la gente que se manifiesta.

Ayer, sin ir más lejos, un tertuliano de La Noche en 24H decía que "estos jóvenes no saben muy bien lo que piden y protestan contra todo, contra los partidos políticos, contra la iglesia, contra el ejército".

¡Manda huevos! Basta entrar en la web que os decía y leer el apartado propuestas para ver que eso es mentira y que lo que piden son cosas tan sensatas y normales como "lucha contra el fraude fiscal y contra fuga de capitales hacia paraísos fiscales, referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado, independencia real del poder judicial, eliminación de las SICAV o la eliminación de los privilegios de los políticos (equiparación en el pago de impuestos, cotizaciones y pensiones con el resto de ciudadanos"). Cosas con las que creo que la inmensa mayoría estaremos de acuerdo.

Entiendo que gente como mis padres, que únicamente se informan a través de los informativos de televisión, en un principio pueda caer en el error de pensar que esto son 4 jóvenes broncas que protestan contra todo y que ahora están ahí montándola en Sol como podían estar el sábado pasado en el Parque del Oeste haciendo botellón. Pero que gente con acceso a Internet, Twitter, Facebook, periódicos, blogs, llegue a pensar eso me parece que o no se enteran, o, lo que es peor, mienten a sabiendas. Como muestra esta imagen tomada de Intereconomía. Flipante.

Los que han salido a la calle son en su inmensa mayoría personas normales que están hartas de ver como los partidos políticos nos toman el pelo. Piden un cambio en la manera de hacer política y de gestionar la democracia. Salen a la calle por problemas como la crisis económica, el paro o la corrupción y porque están decepcionados con unos partidos políticos que no han estado a la altura y no han sabido resolver esos problemas. Salen a la calle porque hemos sufrido un gobierno socialista que ha estado más preocupado por contentar a los mercados, por salvaguardar el bienestar de bancos, multinacionales y de los propios políticos, que el de sus CIUDADANOS. Y salen a la calle porque dentro de un año la (casi segura) llegada al poder del Partido Popular, comandado por Rajoy y flanqueado por tipos como Aznar, Camps o Fabra, no augura un escenario mucho mejor.

Ahí están las razones. No hay que buscar conspiraciones, antisistemas, anarquistas, crestas, perroflautas, ni milongas. Entre la gente que sale a la calle hay de todo, jóvenes y menos jóvenes, gente de izquierdas, de derechas o que pasa de la política. Por haber hay hasta algún tontito amante de la bronca que intenta agredir a periodistas de tal o cual cadena, que rompe farolas o contenedores y que se enfrenta con la policía. Pero eso no debe servir para deslegitimar la protesta y etiquetar a todos como antisistema. El movimiento en general es PACÍFICO, como reza en su web y como se puede comprobar numerosos vídeos colgados en Internet, como el que muestra como fue el momento en el que la policía los desalojó a las 4 de la mañana la primera noche de acampada. Lo que se ha demostrado que fue un error, porque eran 4 gatos que no molestaban a nadie y sólo ha servido para indignar más a la gente y que la protesta tenga más repercusión.

No sé si necesitamos que surjan otros partidos. Podría ser. Lo que sí sé es que los que tenemos -todos- deben funcionar de otra manera. No puede ser que los ciudadanos perciban a los políticos como un problema y no como una solución.

Veremos en que queda esta "Primavera de frustración en España", como ha titulado hoy en su portada The Washington Post, si en chiri-miri, chaparrón o granizada. Y veremos si cuando pase nos deja un cielo más limpio y más azul o una jodida calima que nos emborrona el horizonte.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tío, están tardando en ficharte como columnista. Estás hecho un profesional.

Democracia Real Ya!

olivent dijo...

Creo que otra politica es posible.

Un politica que no
implique "pelotazo" ni privilegios

Una politica con Politico elegidos de verdad y no puestos por sus Partidos,donde no llegue el mejor preparado si no el que "pisa mejor"

Pero sobre todo hay que reclamar una Justicia independiente de verdad,que de seguridad a los Ciudadanos.

Lo que esta ocurriendo en España no es de recibo,no podemos permitir una Dictocracia como la que sufrimos.

Por supuesto como a ti me preocupa que este movimiento legitimo se manipule ,lo intentaran seguro!!

Veremos.Democraciareal YA!!!

Carlos Serrano dijo...

Los políticos y la prensa de cámara de cada uno están deseando que esto acabe en altercados violentos para desacreditar este movimiento.