jueves, 5 de noviembre de 2009

El mundo al revés

Cuenta Francisco Hernando, El Pocero, que cuando llegó a Seseña en 1999 con su proyecto para construir 13.000 viviendas, "allí no había nada, sólo un hombre con un carro y otro con un burro". Entiendo que aparte del burro, feliz de encontrar por fin en ese páramo a alguien que hablara su mismo idioma, el que se alegraría de la llegada de El Pocero sería José Luis Muñoz, el avispado alcalde, que enseguida debió darse cuenta de que iban a hacer buenas migas y que allí el paisaje no era lo único que iba a cambiar...

Años después se confirmó el buen ojo del alcalde, porque a la vez que El Pocero levantaba su "ciudad", casualmente, el patrimonio de Muñoz también lo hacía. Hasta tal punto se levantó que unos años después los "malpensados" de la Fiscalía Anticorrupción le pidieron explicaciones, que Muñoz supo dar tirando de libro: "me ha tocado la lotería".

Pero la bonita relación entre el ayuntamiento de Seseña y El Pocero se torció cuando Manuel Fuentes, de IU, ganó las elecciones municipales del 2003, y decidió, hay que ver que ocurrencia, negarse a conceder nuevas licencias de construcción hasta que no estuvieran ejecutadas las obras de suministro de agua, electricidad, accesos de comunicación y servicios públicos básicos.

Y estos retrasos en la construcción al Pocero le sentaron como un tiro, máxime cuando veía que el temido parón inmobiliario llegaba y que los pisos que hasta ese momento le quitaban de las manos empezaban a no venderse. Tanto se torcieron las cosas para El Pocero que finalmente de los 13000 pisos proyectados en un principio sólo pudo construir 5000, de los que 3000 se vendieron a particulares y el resto fue a parar a los bancos como forma de pago de los créditos que El Pocero les adeudaba.

En “agradecimiento” a Fuentes el equipo de abogados de El Pocero le ha obsequiado con una decena de querellas por supuestos delitos: prevaricación, cohecho, injurias, calumnias. Hasta ahora todas habían sido desestimadas, pero a la séptima, por desgracia, un juez, Eduardo Luis González del Campillo, sorprendentemente ha dado la razón a El Pocero y condena a Fuentes y a los otros 4 concejales por un delito de calumnias. Tendrán que pagar, entre multa, indemnización, intereses y costas judiciales, más de 60.000 euros . Y todo por decir en el boletín local de IU de Seseña, lo siguiente:

"En Seseña el 'mago' (es decir, El Pocero) compra los votos más fáciles: dos concejales y un familiar directo del portavoz de una parte de la oposición (del PSOE) están en la nómina de Onde 2000", la empresa del constructor. González del Campillo deduce que IU endosa a Hernando un delito de cohecho". (Público)


Manda huevos. El constructor, que en su fulgurante carrera de la miseria al lujo tendrá un sinfín de chanchullos a sus espaldas, de rositas, y el alcalde que ha tenido el valor de enfrentarse a él, condenado.


Algunos creerán a Hernando cuando dice que todo lo que tiene se lo ha ganado con el sudor de su frente, trabajando de sol a sol durante todos estos años. Yo desde luego no. Y no le creo porque conozco a mucha gente que trabajando honradamente de sol a sol durante años a lo más que han llegado -y no es poco- es a tener una casa, un coche, a poder pagar los estudios de sus hijos y, como mucho, un apartamento en la playa. A lo mejor la diferencia entre lo logrado por unos y otro está en el adverbio de modo que acompaña al gerundio "trabajando" en la frase anterior: honradamente. Dudo que este adverbio pueda ir en alguna frase donde el sujeto sea "El Pocero".

Las perlas de El Pocero

Para terminar de caracterizar al personaje os dejo unas cuantas perlas que ha soltado El Pocero en diversas entrevistas.

"Nos tendríamos que sentir orgullosos de que el avión más grande del mundo lo tenga un español. Ganado con el sudor de su frente, ¿eh? Que no lo he ganado especulando".

"Tampoco es gran cosa, un yate de 46 metros, lo que pasa que a la gente le gusta hablar mucho. Un poquito mayor que el Fortuna del rey Juan Carlos, sí".

"Me gusta ser recto, tengo mal genio. Eso me traiciona a veces. Pero con tanta gente como tengo no puedes ser blandengue".

"¿Por qué son los pisos tan caros? Hay muchas trabas, muchos permisos que sobran, mucho gasto añadido…los pisos no deberían ser tan caros. El suelo, los permisos, la burocracia, que sobra más del 90 %".
(Aquí tiene toda la razón, lo que más encarece el piso al final es la burocracia: un sobrecito para el arquitecto municipal, otro para el alcalde, otro para el concejal de vivienda...)

"¿Problemas con los políticos? No, lo del Señor Llamazares pasó porque fue a provocarme a la obra. Estuvo mal por su parte". Se refiere a este incidente con unos cámaras de tv que fueron a grabar unas declaraciones de Llamazares en El Quiñón.

"¿Amigos en la política? Un gran amigo, sí. ¿Zaplana o Bono? Ahí me quiero callar". En otra entrevista aclara: “Zaplana sí que es amigo y por eso, precisamente –añade-, no se me ha ocurrido construir en la Comunidad Valenciana cuando él era presidente”. De José Bono no quiere hablar, porque fue amigo suyo. No cuenta por qué se distanciaron, aunque insiste en que es él quien deja de hablar a sus antiguos amigos. (Digo yo que algo amigos sí serían cuando Bono, entre todas las empresas de construcción que hay, eligió la de El Pocero para construir la Hípica que tiene en Toledo. Supongo que luego Bono, cuando empezaron a venir mal dadas para El Pocero, pese a ser tan manchego se supo hacer el sueco perfectamente).


"Me acusan de tener a dos concejales del PSOE trabajando en mi empresa, lo cual es cierto. ¡Pero tienen derecho a trabajar en algún sitio!".


(Sobre el alcalde de Seseña). "Su tipo, su cara y su aspecto son desagradables".


Y para acabar, la respuesta de El Pocero en el programa de Ana Rosa sobre cómo acabar con el paro. "¡Qué me llamen a mí! Eso se quita en 3 meses. ¿Qué cómo? Liberando el suelo. Eso es lo que tienen que hacer." Y el público del plató aplaude a rabiar. A veces hay que reconocer que somos un puto país de catetos.

5 comentarios:

manolito dijo...

JESUS, MARIA Y JOSE!

Anónimo dijo...

Toda la razón, pero ten cuidado con lo que dices, no te vayan a empapelar a ti también, que el Pocero tiene la mano muy larga...en todos los sentidos.

Miguel dijo...

Greetings!!

Buenas,
me estoy planteando seriamente empezar a colaborar en tu blog a menudo, debido a que representas al barrio en lo que a intervenciones en mi blog se refiere.¡No puedo perderte,maldita sea!Por cierto,regular solo lo de Sabina y Pereza, el tufillo comercial llega hasta aquí.

A cuidarse,majo.

Miguel

Anónimo dijo...

Quique, nos gustará más o menos el Pocero y sus construcciones, pero por suerte en este país se condena a quien calumnia y a quien injuria.

El Pocero no es santo de mi devoción, desde luego, pero nadie (ni siquiera los de IU) pueden confundir la libertad de expresión con una acusación de un delito.

La ley es igual para todos.

c.martinez dijo...

Pues lo peor la gente que está allí.. aquí os dejo un comentario bastante acertado de la situación de los propietarios... "No pido que se haga la luz... rezo por que no la corten"